El embarazo y el parto son acontecimientos vitales de primer orden en la vida de una mujer. A los grandes cambios anatómicos y fisiológicos evidentes se le solapa una auténtica crisis de maduración en la que pasa de ser hija a ser madre. En este proceso de creación de una nueva identidad frecuentemente se despiertan o reavivan ansiedades o conflictos latentes que pueden venir acompañados de cambios en la relación de pareja y con el medio familiar y social más cercano que reclaman atención y cuidados. Tan importante es conocer la fisiología y los aspectos neuro-hormonales del embarazo y el parto como la dinámica psíquica que acontece en condiciones normales durante este período.